Pequiven entrega a la comunidad espacios recuperados del Monumento Cristo de Jose

(Barcelona, 12 de mayo de 2018).-  Con la promoción de actividades de integración que contribuyen al enaltecimiento de valores, Pequiven y sus empresas filiales hicieron formal entrega a la comunidad de las obras de recuperación y embellecimiento del Monumento Diocesano Cristo de Jose del estado Anzoátegui.

Dicho evento buscó resaltar esta iniciativa, respaldada por las alcaldías de los municipios Simón Bolívar, Píritu y Fernando de Peñalver, como una ofrenda de amor, paz y fe del Gobierno Bolivariano liderado por el Presidente Nicolás Maduro.

Durante los meses de marzo y abril a través de tres etapas, se emprendieron las obras que hoy brindan un espacio más limpio y acogedor, haciéndole justicia a este templo  emblemático para la feligresía católica y el turismo, inaugurado en 1994.

Las labores de recuperación comprendieron la restauración de la casa parroquial y cercado, rehabilitación del parque infantil, mantenimiento de los baños públicos y estacionamiento de la basílica, áreas verdes y paisajismo, incluyendo un bosque de banderas con los 24 estandartes de los estados que integran la República.

A la rehabilitación de instalaciones eléctricas, se sumó la colocación de un novedoso sistema automatizado de luces LED, ofreciendo así un espectáculo de colores a quienes transiten por el lugar en horas de la noche. La adecuación de un puesto de la Guardia Nacional Bolivariana, garantiza la seguridad del lugar las 24 horas.

Como valor agregado, se instalaron dos viveros, a fin de emprender la producción de cultivos comestibles y ornamentales. Las tres etapas de la obra rehabilitadora generaron 85 empleos directos y 250 indirectos, beneficiando a comunidades aledañas de las zonas norte y oeste.

 

Oasis de paz

Tras la celebración de Yincanas dirigidas a hijas e hijos de trabajadores y poblaciones adyacentes y presentación de actos culturales que fortalecieron los espacios del templo religioso como punto de encuentro, se realizó una ceremonia eucarística presidida por el Padre Numa Molina, rector de la iglesia de San Francisco de Caracas, quien reconoció la labor de Pequiven y sus filiales.

“Este es un espacio entre oriente y occidente que se ha convertido en un oasis de paz y espiritualidad, algo a lo que aspiramos los venezolanos. Es un lugar para encontrarnos con Cristo en los caminos de nuestra vida y de la Patria, donde todas y todos debemos unirnos por una causa, la de aquellos hombres y mujeres que necesitan de nuestro apoyo”.

Por su parte Rubén Ávila Ávila, Presidente de Petroquímica de Venezuela, resaltó que estas labores se cumplen, siguiendo las enseñanzas del Comandante Supremo Hugo Chávez y el ejemplo de trabajo que a diario demuestra el Presidente Obrero Nicolás Maduro.

“Seguimos poniendo en práctica el punto y círculo, porque a la par de las labores de producción que desarrollamos en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, no podíamos pasar por alto la rehabilitación de un espacio cercano, emblemático y de reencuentro espiritual para el viajero y el pueblo oriental y venezolano”.

La ministra para el Territorio Insular Francisco de Miranda, Stella Lugo, destacó el esfuerzo emprendido por la gran familia de Pequiven, cumpliendo instrucciones del Comandante Ávila, que enaltecen aún más este espacio de encuentro para el amor, la fe y la paz, “irradiando con su luz a todo nuestro país”.