Planta de Amoníaco del Complejo Petroquímico Ana María Campos reinicia operaciones

Luego de dos años fuera de servicio, fueron reactivadas las operaciones de la Planta de Amoníaco del Complejo Petroquímico Ana María Campo, en el estado Zulia, gracias al trabajo y al compromiso de responsabilidad del personal técnico de Pequiven.


El principal objetivo que cumple la planta de Amoníaco es producir la materia prima necesaria para atender la demanda nacional de fertilizantes nitrogenados, y al mismo tiempo  estimular y desarrollar la producción agrícola en el campo venezolano.

Leonardo Moros, gerente de Manufactura de Servicios Industriales y Fertilizantes del Complejo Petroquímico Ana María Campos, informó que actualmente se realizan las labores de mantenimiento necesarias para optimizar la producción en la planta que se encarga de procesar Gas Metano y Nitrógeno del aire, y cuya capacidad productiva es de 300.000 toneladas métricas al año (TMA).

Explicó Moros que durante el arranque se realizó la verificación de los procesos técnicos y de seguridad para el óptimo avance de la planta.  Aseguró que se cuenta con la disponibilidad de Gas que suministra la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), proveniente del Bloque Marítimo Cardón IV, el campo gasífero costa afuera más grande de Latinoamérica, ubicado en el estado Falcón.

Este campo gasífero suministra unos 55 millones estándar de pies cúbicos de Gas al día para el Complejo Ana María Campos, de los cuales 26 millones se destinan a la planta de Amoníaco, lo cual permitirá desarrollar la estrategia operativa para impulsar su producción, reflejada en 400 toneladas métricas por día (TMD) de Amoníaco.

La reactivación de la Planta de Amoníaco es un esfuerzo de los trabajadores patriotas y revolucionarios de Pequiven comprometidos con las políticas impulsadas por el Gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduro para garantizar la producción de insumos para el agro contribuyendo al desarrollo de planes productivos en materia agroalimentaria a fin de incrementar las labores de siembra y afianzar la soberanía e independencia alimentaria en el país.